Loading...

Madre Monserrat del Pozo – “Liderar el cambio para innovar la educación”

Home / Madre Monserrat del Pozo – “Liderar el cambio para innovar la educación”

 

MADRE MONSERRAT DEL POZO – “Liderar el cambio para innovar la educación”

En marco del Encuentro federal de Coordiep “Creatividad Innovación y Tradición”, realizado en San Carlos de Bariloche en octubre pasado,  tuvimos la oportunidad de dialogar con la madre Monserrat del Pozo, referente mundial de la innovación educativa. En esta nota, una síntesis de su mensaje de inclusión, de su obra en Barcelona y en distintas regiones del mundo.

Considerada en España como líder de la innovación educativa, así como del cambio estructural y metodológico que debe operarse en la enseñanza obligatoria española, la madre Monserrat del Pozo es un verdadero referente de la educación en Iberoamérica y en el mundo.

Tuve el privilegio de conocerla en marco del XVII Congreso Mundial de Educación, Innovación y Pensamiento (International Conference on Thinking) ICOT Bilbao, organizado por el Grupo COAS y Tuinnovas, donde presencié las ponencias de quien fuera galardonada con el premio a la innovación educativa en 2010 y 2014.

En esta oportunidad el paisaje era distinto, ya no sobre el magestuoso auditorio que albergó al ICOT Bilbao sino en el corazón del centro de nuestra San Carlos de Bariloche, en plena primavera con el marco de los aún cerros nevados de la cordillera y el Nahuel Huapi muy cerca.

“Mi agradecimiento a los organizadores de este Encuentro Federal de Coordiep, sobre todo porque han pensado en mí para brindarles una reflexión sobre aquello que me preocupa y me ocupa. Les quiero agradecer por darme voz y por darle un antes y un después a la educación en España, por darle una reflexión sobre mi reciente visita a Venezuela por ejemplo, donde se está viviendo un momento tan difícil no solo para la educación sino una crisis muy grave a todo nivel, social, institucional.

Todos los que nos hemos unido aquí estamos por el cambio, por la innovación en educación. Es por eso que elegí un título sugerente, provocativo para la ponencia: “en un mundo que llora, la educación es un grito de libertad”. No sé si lograremos encontrar respuestas a las muchas preguntas que nos hacemos los educadores que estamos aquí presentes o si surgirán muchas más. En realidad, todos nos hacemos cuestionamientos para que nuestras aulas sean alegres y distintas:  destrezas de pensamientos, habilidades, herramientas de reflexión que nos permiten realizar de manera innovadora y reflexiva nuestra tarea de asesorar, de enseñar o de hacer. Me gustaría que analicemos cómo podemos hacer llegar toda esta energía renovadora a la mayor cantidad de personas posibles comprometidas con la educación.

Hoy el mundo nos necesita para un cambio significativo. Necesita educadores comprometidos. Quizás estamos demasiado acostumbrados a ver imágenes de chicos sufriendo necesidades. Y no reflexionamos sobre este y otros temas.

Tenemos que trabajar juntos para que los niños y jóvenes de todo el mundo accedan a la educación. A la libertad de poder pensar. Alumnos de todo el mundo necesitan profesores que los ayuden a desarrollar su potencial. Dejemos las cifras alarmantes que nos ofrece la UNESCO y otros organismos y pensemos por un momento en las personas. Pensemos en la cantidad de niños que realizan tareas o trabajos de adultos, que no van a la escuela, o que la abandonan porque necesitan trabajar para poder comer, en los chicos que trabajan de lunes a domingo para subsistir, ellos y sus familias. Pensemos por un momento en los refugiados, la problemática de Siria o del interior de los países africanos o latinoamericanos. En los chicos que no pueden llegar a la escuela. En los chicos que sufren abusos, en los abandonados.

Cuando hablamos de educación de calidad, todos los que estamos aquí presentes sabemos de que tipo de educación estamos hablando.

No nos podemos quedar satisfechos si no les ofrecemos a los chicos de todo el mundo una educación liberadora. En Europa también nos encontramos con barrios pobres, pero en donde la tecnología está presente y les abre a los jóvenes una visión de futuro. Pero también hay barrios pobres que tienen colegios magníficos, donde se integran comunidades. ¿Cómo lo han conseguido? Porque son colegios realmente integradores. Lo han conseguido gracias a los proyectos, con trabajo cooperativo, por la relación entre docentes y alumnos, lo han conseguido pese a la precariedad de su situación. Porque hay compromiso.

Generemos un sistema educativo desde la ingenuidad. Pensemos qué es un sistema educativo ideal. Pongámonos a trabajar en serio en ese objetivo en comunidad.  Primero pongamos, por ejemplo: principios y valores. Ofrecer al alumno el desarrollo de su propio ser para que sea protagonista de su aprendizaje y ofrecerle un modelo pedagógico que le ayude a ser crítico, creativo, emprendedor, para transformarse él y el mundo que lo rodea y poder hacer un trabajo éticamente comprometido.

Formar personas capaces de aprender y deseosas de hacerlo. El sistema suele cortar las alas de los alumnos, reprime las preguntas. Marchita las flores. Necesitamos un sistema creativo, participativo. Garantizar que la escolarización nunca sea en sí misma causa de fracaso. Que el niño pueda sacar lo mejor de sí.

Un modelo pedagógico donde sepamos que la evaluación es para el aprendizaje, y donde el alumno debe sentirse competente en el mundo de hoy, debe tener una currícula actualizada, una metodología activa, a partir de la teoría de las inteligencias múltiples, que dice que todos los alumnos son inteligentes y capaces de generar un cambio. Un alumno líder de su propio aprendizaje, gestor de sus emociones, que sepa por dónde va, que entienda sus logros, gracias a un maestro que le da confianza, un rol de profesor emprendedor, involucrado, que tenga expectativas en sus alumnos.

Una pedagogía que no tenga una mirada penosa sino que tenga confianza sobre los alumnos, que los crea capaces de cambiar a sus países por un país mejor. Que les permita enfrentar los desafíos del nuevo siglo…

…Visito muchos colegios, en su mayoría en países muy pobres. Jamás miré a los niños con pena, porque ellos pueden cambiar al mundo.

Ofrezcamos oportunidades, organicémonos para que cada alumnos sienta que está a su servicio. Un liderazgo que se responsabilice de forma sistémica del aprendizaje de cada alumno. Que realmente se preocupe de que el alumno aprenda. Que no se sienta vigilado, sino estimulado a crecer, unos con otros, generando ámbitos de relación.

Y no podemos olvidar a las familias. Tiene que haber una relación permanente con las familias, una relación no casual.  Tiene que haber una relación amplia con las familias, con la comunidad, con la ciudad. Trabajen con ellos un proyecto coherente, inspirador, realista, superador.

Hoy el cambio es sistémico, todo a la vez. Hoy es todo, el cambio debe ser total. Hagamos que nuestras escuelas siempre trabajen para los demás, que los propios alumnos se sientan protagonistas, agentes de cambio. Hablen con sus alumnos de contaminación, Hablen con ellos de cuestiones significativas y verán reacciones que los sorprenderán, serán hombres y mujeres comprometidos mañana, mejores personas, y viviremos en una sociedad mejor”

– Madre ¿qué es para usted innovar en educación?

– Innovar es desafiarse. Debemos enfrentar a los desafíos de la educación volando alto. Tuve la suerte de aprender un deporte fascinante que es tiro al blanco con arco. Y cuando te enseñan a tirar con el arco te dicen que debes apuntar mucho más arriba del centro. El máximo desafío que tenemos para enseñar es apuntar alto. Innovar es alejarse del pesimismo. Hay 3 grandes desafíos que tenemos que pensar para innovar. El primero de ellos es pensar en el alumno, en todo tipo de alumno, en todos los alumnos. El otro desafío es el cambio sistémico, un cambio real, directo, integral. El cambio real es darle un giro real, sistémico, profundo. En todo el mundo la realidad es dura, con su cultura y su contexto. El tercer desafío es la formación docente, que entusiasme, que se comprometa. En la primaria, sobre todo, hay dinosaurios, discúlpenme si toco el orgullo de algunas personas, pero no se puede domesticar a los niños como los domestica la primaria. El cambio del inicial a la primaria es terrible para los pequeños, dejan de crear, dejan de jugar, ¿por qué?

– ¿Qué significa liderar un aprendizaje 360º?

– Hacer foco en el alumno, haciendo foco en la escucha activa, supone una visión más amplia del docente y de la organización escolar en su conjunto. Expandir la mente, nuestra conciencia para poder expandir la de los otros. Lider es aquel que genera mayor potencialidad en el otro y el docente debe ser el líder del cambio para llevar a sus alumnos al máximo de su potencial.

– ¿Cómo generamos ese cambio en nuestra mente para poder expandir conciencia?

Primero, llegar a lo profundo de nosotros mismos y revisar nuestras pasiones. No pensar nunca que soy el dueño de la verdad o que siempre tengo razón, eso es el antiliderazgo. Y entender que debo dar lo mejor de mi cada día para y por el otro. Dar a conocer lo que uno tiene es expandir su tesoro. Es en la conciencia donde se inicia el cambio, en ella surgen las ideas innovadoras o los deseos de colaborar en su puesta en práctica. Si les digo que el 87% de los docentes del mundo no están comprometidos ni involucrados con su trabajo, ¿podemos hablar de una educación innovadora o superadora? El docente debe ser motor de cambio generando contexto a través del compromiso que tenga con el cambio.

¿Se puede innovar en la escuela o pretender más compromiso si el pacto docente-familia está quebrado?

Creo que el colegio que no cuenta con el apoyo de su comunidad de familias está condenado a no tener futuro como organización. Si entendemos que innovar es llevar adelante un liderazgo transformacional en toda la comunidad de influencia se plantearán prioridades, una misión clara y una visión a futuro con altas expectativas en el fuerte desarrollo de los estudiantes, con estimulación en todas las áreas. Garantizar a los profesores el compromiso de las estructuras para respaldarlos, esto es clave, porque todos los alumnos pueden aprender si los profesores están motivados a enseñar dando lo mejor de sí. El profesor es un entrenador y el proceso es muy rico si el alumno se instala en el HACER y el profesor guía, observa y apoya ese aprendizaje. Ahora si no se piensa en grande no hay cambio, no hay revolución educativa.

– ¿Qué es pensar a lo grande en educación?

– Pasar de un EGO sistema escolar a un ECO sistema. Pensar a lo grande significa dar pasos pequeños hacia la acción, expresando claramente cuál es el propósito del trabajo. Organizar el tiempo para que los equipos docentes y directivos trabajen juntos en armonía, investigar prácticas de alto impacto y para eso hay que planificar. No se puede improvisar, ni repetir siempre las mismas rutinas. Ir juntos por el cambio es muy motivador, es progresar, es saber delegar, es confiar…

– ¿Cómo evaluar el liderazgo?

– Conversando. Para saber si tu liderazgo mejora el contexto la mejor herramienta es el diálogo, las conversaciones recorriendo la escuela. Y el fruto de ese liderazgo es la sonrisa, es estar orgulloso del equipo y de los resultados que empiezan a hacerse visibles. El cambio está en el proceso y e transformacional pero hay que animarse. Y también a celebrar los logros como una verdadera fiesta!!!

Autora de los libros “Disfruta y haz feliz a tu hijo”, “Una experiencia a compartir: las inteligencias múltiples en el Colegio Monserrat”, “Aprendizaje inteligente” y la “Danza del yo” , entre otros, realizó dos ponencias a sala llena, dejando al auditorio cautivado con su mensaje esperanzador y con su tarea de tantos años al servicio de la educación.

Nota y fotos: Marcelo Rivera

(Especial desde Bariloche)

DESTACADO

Monserrat Del Pozo es Licenciada en Filosofía y Letras. Master en Psicología y Gestión Familiar. Graduada en los Institutos del Potencial del Desarrollo Humano en Philadelphia (USA). Graduada en el National Center for Teaching Thinking Newton Centre, Universidad de Massachusetts (USA).

Ha participado en Proyect Zero en Harvard. Participado como ponente en múltiples congresos, cursos y conferencias, en USA, Suecia, Holanda, Italia y en toda España. Formadora de formadores en países como Venezuela, Colombia, Brasil y Camerún.

Es considerada en España como líder de la innovación educativa. Directora de Televisión Educativa THINKI TV. Superiora General de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret. Premio a la Innovación Educativa 2010 y 1014.